Que extraños días (21 a 25 de diciembre)

Posted on febrero 25, 2009. Filed under: accidentes, alcoholismo y drogadiccion, Consumo, Locura, Marihuana, Medio Ambiente, percepsionismo | Etiquetas: , , , , , , , |

Yo se que no es tiempo de publicar esto, pues estamos en febrero pero no me importa, apenas lo vine a pasar.

Bueno la verdad Creo que días mas extraños que aquellos los he tenido muy poco ya que tales acontecimientos nunca o mas bien pocas veces habían sido presenciados por este cuerpo que a de podrirse o se esta pudriendo no se creo que por estos días mi mente mi mente estuvo un poco conmocionada por tantas ideas represadas en eventos poco comunes tan lentos y a la vez largos 5 días que comienzan así:

21 un día un poco mal planeado. Me levanto bastante colaborador y sumiso en la casa, para conseguir el permiso y algo de dinero. A las 12 del día salgo con un amigo en busca del campo en una vereda bastante distante de nuestro de nuestras viviendas como a media hora en chiva. Como no para obtener un poco de morado en nuestro cerebro, deambulando por un campo verde, siempre mirando el suelo con un poco de lubricante, humeante y aceitoso elipsir de la mente y la naturaleza, bueno muchas vueltas un poco de morado, pero que cosa estamos en la PM (Puta Mierda) y son las 6 y media de la tarde y toda la montaña esta bastante llena de niebla que prácticamente nos cegó, por lo que impotentes pero felices y un poco psicodélicos decidimos esperar dialogando un poco mientras la niebla se va, pero que dilema no se va, pero viene la oscuridad y consigo la casi total desorientación, que sin embargo intento ser combatida con el mas terco intento de salir de aquel sitio, el cual fue frustrado por la total oscuridad, 3 fincas y todas llenas de perros combinados con una demencial posición ante extrañas luces y vacas diría yo “gigantes” que quien sabe por que se combinaban con extrañas visiones en el cielo y una extraña necesidad de paz por lo que en un tenue asomo de lucidez y despeje de aquella enceguecedora niebla, pudimos llegar a dos pequeños árboles, que en el medio amparaban una buena cantidad de rocas apropiadas para prender una fogata. Y la tranquilidad, manzana, humo, tequila, mucha paz y esparcimiento en medio de tanta inmensidad campestre, que nos adentraba en el medio de la silenciosa y tranquila nada en este agradable aislamiento, que buena noche fue, hasta que culmino con una buena dormida, diría yo a eso de las 4:30 de la mañana.

Continuara… Hasta el 25 creo.

Anuncios
Leer entrada completa | Make a Comment ( 3 so far )

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...